Ghibli, en realidad virtual

Ghibli, en realidad virtual

0
217
Una disfunción eréctil puede ser el resultado de afecciones y enfermedades, medicación o estilo de vida. En primer lugar, es un problema físico. A menudo, factores psíquicos como el estrés y el miedo ayudan a mantener o empeorar los problemas eréctiles. Comprar viagra sin receta en valencia saber cuál es el medicamento ideal para usted depende de diferentes factores. Tout ce souci peut vous faire peur et éviter l'intimité, qui peut dégénérer en un cercle vicieux qui met une grande pression sur votre vie sexuelle - et la relation. Où commander viagra suisse vous avez trouvé une pharmacie en ligne ici http://bit.ly/trndph viagra. Beaucoup de conditions de santé différentes peuvent affecter les nerfs, les muscles, ou les flux de sang qui est nécessaire pour avoir une érection. Le diabète, l'hypertension artérielle, le durcissement des artères, les blessures de la moelle épinière, la sclérose en plaques peuvent contribuer à ED. La chirurgie pour traiter la prostate ou de la vessie problèmes peut également affecter les nerfs et les vaisseaux sanguins qui contrôlent une érection.

Hace un par de años, el estudio de animación Fire Panda presentó unas demos que permitían al usuario navegar en algunos de los escenarios más memorables de tres películas del estudio Ghibli: El castillo ambulante, El viaje de Chihiro y Mi vecino Totoro. Estas presentaciones se adelantaron a lo que ha sido este año la explosión de la realidad virtual con la aparición de aparatos como el Oculus Rift o el HTC Vive. El estudio, consciente de la existencia de estas plataformas, ha relanzado estas demos virtuales con total compatibilidad con estos cacharreques.

Estas demos se pueden descargar en este enlace.

Pero para los que no disponemos de estos artículos, el estudio nos deja numerosas pruebas en vivo de estas demos, limitadas a escenarios concretos como la pradera de El castillo ambulante, la parada de autobús de Totoro o la “sala de máquinas” de Chihiro, con esos adorables muñegotes.

No hay comentarios

Dejar respuesta